viernes, 25 de mayo de 2018

La Desfachatez y el Engaño del PNV

Les compartimos este texto emitido por Sortu con respecto al más reciente acto de alta traición al pueblo vasco por parte del PNV, sin olvidar que en este caso también lo han hecho en contra del pueblo catalán.

Llega a nostros por conducto de Gara:

Arkaitz Rodríguez Torres | En nombre del Consejo Nacional de Sortu


La decisión del PNV de apoyar los presupuestos de PP, C’s y UPN, aunque esperada, vista la trayectoria de este partido, nos ha indignado por la desfachatez y el engaño expresados en sus argumentos. En un momento de enorme importancia política, con una involución antidemocrática en desarrollo desde aparatos de Estado y el tridente del régimen bajo la batuta del nuevo falangismo de C’s, el PNV ha dado oxígeno al Gobierno de Rajoy, y también a los impulsores del 155 político y judicial. Cuando todavía está caliente la decisión del PNV, una nueva operación policial con una clara intencionalidad política, unida al encausamiento por rebelión contra Trapero y la dirección de los Mossos, evidencia con rotundidad la hipocresía argumental de este partido. Por eso, en primer lugar, queremos decir claramente «no en nuestro nombre», respondiendo a las cínicas palabras del EBB cuando dice, de una manera indecente, que su decisión «pone los intereses de la ciudadanía por encima de los del partido».

Dicho esto, queremos desmontar unos argumentos del PNV que evidencian su mentira y cobardía ante la sociedad vasca y, por supuesto, ante el pueblo catalán.

Dice el PNV que con su apoyo a los presupuestos el «artículo 155 tiene fecha de caducidad». Además de incumplir su palabra de «no negociar los presupuestos hasta que no se levante el 155 y se restituya la normalidad institucional», el EBB miente a la sociedad vasca y abandona al pueblo catalán con esa argumentación. Primero, porque el artículo 155 está y estará ahí como un mazo ante la voluntad democrática de catalanes y vascos, porque el 155 no es solo la intervención de la autonomía, también es el encarcelamiento y la persecución del Govern y organizaciones sociales, el chantaje económico y, por supuesto, el asedio desde Madrid a la voluntad democrática del pueblo catalán. ¿Cómo puede dar el PNV cobertura a todo lo que están haciendo PP, PSOE y C’s en Cataluña con la colaboración de la judicatura y la Guardia Civil? ¿De qué fecha de caducidad nos habla el PNV cuando ayer mismo fue detenida una veintena de personas en Cataluña?

El segundo argumento que nos presentan es «evitar el abismo si se bloquean los presupuestos». Una vez más, el PNV sigue engañando a la sociedad vasca, sigue sin decirle claramente qué está pasando en el Estado, qué es lo que se está gestando y cómo deberíamos afrontar como país este nuevo escenario político. Es increíble que nos presenten como un mal menor la continuidad de un Rajoy que está asediando Cataluña, de un Rajoy presidente de un partido corrupto hasta extremos obscenos, de un Rajoy que mantiene secuestrados a centenares de presos políticos vascos por interés y venganza políticos, de un Rajoy que ha destrozado derechos sociales y laborales, de un Rajoy que ha profundizado políticas de recentralización, de un Rajoy que impulsa un Estado autoritario y represivo... aprobando unos presupuestos que también están avalados por la extrema derecha navarra (UPN) y española (C’s). Es decir, en lugar de abordar la situación con iniciativa y determinación para que podamos enfrentar como pueblo la ola neoautoritaria y neofascista española, quiere presentarnos un dibujo político con un Rajoy como «mal menor» y la amenaza de un «abismo» político para extender un miedo paralizante en la sociedad vasca.

El tercer argumento que nos presentan es el de la «capacidad de influir en la solución dialogada en Cataluña». Aquí, nuevamente, el PNV pretende presentar como simétricas la actitud, la conducta y la voluntad de ambas partes, lo que en la práctica supone dar carta de naturaleza a toda la acción judicial y represiva del Estado. Con todo lo que está pasando en Cataluña, con el 155, con la persecución judicial y los encarcelamientos... ¿piensa el PNV realmente que con esta decisión está ayudando a «influir en una solución dialogada»? No es la primera vez que el PNV interfiere en el conflicto catalán con el argumento de intentar una posible «reconducción dialogada» del mismo, lo que en la práctica se ha traducido en presiones más o menos indirectas al independentismo catalán y en nuevos balones de oxígeno a la estrategia represiva del Estado. El PNV, Urkullu y Ortuzar, no quieren enfrentarse a una realidad: el Estado no está por bilateralidades en clave de negociación ni con Cataluña ni con las instituciones vascas, e intentan huir de esa realidad objetiva mintiendo a la sociedad y dando cobertura a personajes como Rajoy y Rivera que, pronto, muy pronto, vendrán a por nosotros también. O mejor dicho: que llevan tiempo viniendo a por nosotros, en la medida que la dinámica autoritaria, recentralizadora y antidemocrática de la que hablamos no es nueva, por más que ahora se apresten a dar un salto cualitativo en ella.

Finalmente, como cuarta consideración, el PNV utiliza su clásico argumento mercantilista para decir que estos presupuestos del PP y C's son «buenos para la sociedad vasca». Su referencia central en este aspecto es el «logro» del incremento de la subida de las pensiones del 0,25% inicialmente previsto a un 1,6%, lo que en el caso de una pensión de 800 euros se traduce en un incremento de diez euros al mes. En este asunto, el PNV no solo ha hecho dejación de una posición más estratégica y estructural (demanda de un sistema de seguridad social propio para la CAPV) sino que se ha prestado a ejercer de «bombero» del PP para tratar de neutralizar las justas reivindicaciones de los pensionistas en Hego Euskal Herria y en el Estado español. Una limosna de diez euros; ese es el precio por el que se ha vendido a PP y C’s. Y ese es el precio por el que ha tratado de vender a este país y a un colectivo que sufre las consecuencias de las políticas neoliberales.

En este apartado mercantilista también nos hablan de las ya clásicas inversiones en el interminable TAV, de la reducción de la tarifa eléctrica a determinadas empresas, de inversiones en I+D... medidas negociadas con Confebask, único interlocutor social del PNV y del Gobierno Urkullu.

Las consecuencias de este despropósito político son sumamente graves. El Estado hace tiempo que le cogió la medida al PNV de Urkullu, que se dio cuenta de que neutralizarlo es tan sencillo como pagar el precio por el que está dispuesto a venderse y relegar sus principios políticos. Eso no es política, es un mercadeo en el que nunca encontrarán a la izquierda abertzale.

El PNV está prostituyendo los valores de la política, mercadeando con los derechos de la gente, y renegando de un proceso político en clave de soberanía y cambio social que nos permita construir a escala vasca una democracia real y un modelo socialmente avanzado. Es auténticamente esquizofrénico y del todo incoherente acordar a la mañana con EH Bildu un texto favorable al derecho a decidir, y a la tarde apoyar los presupuestos de Rajoy, Rivera y Esparza; respaldar, aunque sea con la boca pequeña, la cadena humana de Gure Esku Dago, y acto seguido pactar con PP y C’s; portar el lazo amarillo en la solapa, y dar semejante balón de oxígeno a la estrategia represiva del Estado en Cataluña. No todo es compatible.

La izquierda abertzale siempre será coherente y consecuente en sus posiciones y decisiones políticas. Por eso, estará este sábado en las calles de las capitales vascas con los pensionistas, denunciando este engaño y reclamando tanto pensiones mínimas de 1.080 euros como una seguridad social propia que garantice el futuro de las pensiones de la ciudadanía vasca. También estará en las movilizaciones del día 30 en defensa de un marco propio de relaciones laborales, así como en la cadena humana de Gure Esku Dago del 10 de junio, en defensa de nuestra soberanía y en solidaridad con el pueblo catalán. Y, por supuesto, continuaremos impulsando un nuevo estatus político en la CAPV y Nafarroa que permita a este pueblo acceder a un marco de soberanía y de cambio social.






°

jueves, 24 de mayo de 2018

Catalunya Bajo Asedio Españolista

Apenas hace una horas los Gunga Dines jeltzales han aprobado los presupuestos del 155. Dicen que eso les daba fuerza para negociar en favor de Catalunya y en favor de los presos políticos vascos, amén de que daba tranquilidad a los pensionistas de la CAV.

Pues bien, desde Catalunya nos llega el clamor generado por las detenciones que están siendo llevadas a cabo, clamor que llega un tanto cuanto apagado por las carcajadas que se están generando en La Zarzuela.

Por allí les va a llamar la atención quienes están incluidos en la causa en contra de Mercè Conesa.

Lean ustedes lo que reporta Público:


La Policía registra la sede de la Diputación de Barcelona y la de otras instituciones catalanes.

Agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional han lanzado este jueves una gran operación en Catalunya contra una presunta trama corrupta de desvió subvenciones públicas destinadas a proyectos en países en desarrollo a distintas entidades, algunas de ellas vinculadas al procés, según han informado fuentes policiales. Hasta el momento, hay 28 detenidos, entre ellos el expresidente de la Diputación de Barcelona Salvador Esteve

La operación, bautizada como 'Estela', está dirigida por el Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona y la Fiscalía Anticorrupción de Barcelona. El operativo permanece abierto y ha contado con refuerzos de agentes desplazados desde Madrid, que se han desplegado en las provincias de Barcelona, Tarragona y Girona.

Los agentes se encuentran en diferentes sedes de la Generalitat en un amplio operativo, que prevé registrar la sede de la Diputación de Barcelona y de otras instituciones catalanas, así como distintas empresas catalanas y entidades sin ánimo de lucro. Los, de momento, 22 detenidos están acusados de los delitos de prevaricación, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, falsedad documental y fraude de subvenciones.

Entre los arrestados está Salvador Esteve, expresidente de la Diputación de Barcelona y de la Asociación Catalana de Municipios (AMC). También figura como detenido Joan Carles García, alcalde de Tordera por CiU (Barcelona) y diputado provincial de Barcelona, así como Víctor Terradellas, exresponsable de Relaciones Internacionales de CDC, fundador de la entidad CATmón y vinculado al mundo de la cooperación internacional.

También ha sido arrestados el subdirector de Cooperación Local de la Generalitat y exdirector de la Diputación de Barcelona Jordi Castells, a quien las fuentes consultadas consideran uno de los máximos responsables del desvío de fondos. Otra de las detenciones que los investigadores consideran relevante es la de Guadalupe Moreno Iturriaga, jefa de la Oficina de Cooperación y Desarrollo de la Diputación de Barcelona.

En el marco de la operación, está previsto que se registre la sede central de la Diputación de Barcelona, las oficinas de la corporación provincial situadas en la calle Londres de la capital catalana, así como oficinas profesionales, despachos, domicilios y empresas, entre ellas la Oficina de Cooperación al Desarrollo o la sede de la fundación CATmón. Concretamente, en Girona se está registrando la fundación Plataforma Educativa, una de las entidades que está en el punto de mira de la investigación por recibir ayudas públicas de forma irregular.

La Diputación de Barcelona, presidida por Mercè Conesa, ya fue puesta bajo el foco policial por un supuesto fraude de subvenciones. La CUP denunció hace dos años que desde este organismo se habían concedido ayudas para la cooperación al desarrollo a través de contratos opacos. La operación investiga presuntas subvenciones irregulares por valor de un mínimo de dos millones desde la diputación.

La investigación se centra en una presunta trama corrupta de desvío de al menos dos millones de euros de origen público ─concretamente fondos destinados a la cooperación al desarrollo─ a empresas y entidades, algunas de las cuales habrían tenido participación en el proceso independentista. Por el momento, el juez centra las pesquisas en la presunta adjudicación irregular de subvenciones públicas a entidades y particulares. En concreto las subvenciones irregulares se habrían aportado entre 2012 y 2015 a varias entidades y ONG para proyectos de cooperación al desarrollo en América Latina, Marruecos y Bosnia, entre otros países.

La cooperación internacional ha sido una de las partidas que, según diferentes informes policiales, se han incrementado bajo la sospecha de que incluían fondos para financiar la proyección exterior del plan independentista impulsado por el Govern de Carles Puigdemont.

Los presupuestos de 2017 de la Generalitat destinaron a la cooperación internacional 17,4 millones de euros repartidos entre la Consejería de Relaciones Institucionales y Exteriores dirigida por Raül Romeva, uno de los exconsellers encarcelados, y la Agencia Catalana de Cooperación.






°

miércoles, 23 de mayo de 2018

Los Gunga Din Presupuestales

El PNV ha terminado por traicionar a los pueblos presos en la cárcel estatal española.

Pero permitamos que esta editoria de Gara aclare el panorama con respecto a la dimensión de dicha traición:


El PNV ha decidido finalmente apoyar los presupuestos del Gobierno de Rajoy. Ha roto así su palabra en relación a Catalunya. Además, el acuerdo del PP con UPN deja en agua de borrajas uno de las políticas que Iñigo Urkullu abanderó junto con Uxue Barcos en Bertiz: un grupo de trabajo sobre política penitenciaria. Por el momento, la política de venganza contra presos y familiares va en el lote presupuestario. No hay que olvidar que, junto con el PP, quienes apoyan estos presupuestos son Ciudadanos, UPN, Foro Asturias, Coalición Canaria y Nueva Canarias. De todo menos socios estratégicos para una Euskal Herria prospera, democrática y libre.

Para justificar el giro el PNV señala, entre otras razones, el aumento de las pensiones, que como todo el mundo sabe, ha sido el anzuelo que ha usado el PP para buscar el apoyo tanto del PNV como el de Ciudadanos. Y a los pensionistas les parece, además, una medida coyuntural y claramente insuficiente. Otro tanto se puede decir de la inversión récord que llegará al tercio autonómico: como la experiencia señala una cosa es la previsión escrita en los presupuestos y otra muy distinta la ejecución; y todavía más en un Estado arruinado.

Las razones de fondo esgrimidas para este giro han sido fundamentalmente dos. La primera es la de un esotérico «pronto levantamiento del artículo 155 en Catalunya». Una vez que Quim Torra ha sido investido president existe, según el PNV, un poder legítimo catalán. El Gobierno español ya se ha encargado de dejar bien claro, saltándose incluso su propia legalidad, que el president Torra ni siquiera va a poder nombrar a los consejeros que considera más adecuados para conformar su propio Gobierno. Todo un ejemplo de autonomía. Ya no se trata de que Rajoy vaya a levantar o no el 155, sino que el 155 se ha convertido, hoy por hoy, en la única legalidad, en un estado de excepción encubierto en el que el poder ejecutivo está en disposición de intervenir cualquier autonomía o ayuntamiento cuyas resoluciones –tomadas, conviene no olvidarlo, por los legítimos representantes democráticos– no gusten a Madrid. El 155 se ha convertido en aún más arbitrario.

En este sentido la situación ha cambiado cualitativamente. El 155 se ha transformado en el eje del actual Estado de las autonomías. La involución en el ámbito del autogobierno no ha hecho más que empezar. Por eso resulta todavía más incongruente que se apruebe un preámbulo de un nuevo estatuto en la Cámara de Gasteiz y que por la tarde el PNV vote las cuentas del Estado junto con los mismo partidos que van a «cepillar» ese estatuto, empezando por el preámbulo aprobado ayer.

Los jeltzales también sostienen que votando junto a los reaccionarios anteponen los intereses de la ciudadanía a los del partido. En este ciclo electoral, tanto cuando ha votado a EH Bildu, como a Podemos, como cuando lo ha hecho al PNV, el mandato de la ciudadanía vasca ha sido claro: poned freno a la deriva autoritaria y neoliberal que viene de Madrid. Por eso PP, PSOE y Ciudadanos son marginales en Euskal Herria y Catalunya. El PNV da permanentemente a esa minoría autoritaria una capacidad de veto que la sociedad vasca no avala.

En el argumentario el PNV señala que la decisión le permite mantener su «capacidad de influencia política en el Estado para contribuir a una solución dialogada y acordada en Catalunya». Peor que la ceguera a los cambios es intentar mantener la ilusión de un poder que ya no se tiene, ni siquiera formalmente. Basta recordar la anterior legislatura en la que con mayoría absoluta Rajoy ignoró a Urkullu. En la actual, los acuerdos puntuales logrados en un contexto de involución absoluta en todos los órdenes de la vida política, más que mostrar capacidad de influencia tienen el efecto contrario: sirven para avalar actuaciones absolutamente antidemocráticas y fortalecer a los partidos más reaccionarios. No hay concertación posible con PP, PSOE y Ciudadanos, después de que hayan dinamitado el Estado de derecho, el Estado de las autonomías y el Estado de bienestar.

En este momento en el que la plataforma España Ciudadana está marcando la agenda política de la involución democrática en el Estado, por responsabilidad y por inteligencia, no se debe apoyar a las fuerzas de la reacción. Es el momento de desnudar sus intenciones autoritarias, de buscar alianzas con las fuerzas democráticas, de ofrecer alternativas políticas viables y de romper amarras antes de que la vorágine autodestructiva que envuelve al Estado español termine por arrastrarnos como pueblo a la inoperancia y a la dependencia.






°

Recordando a Isidro Langara

Originario de Pasaia, el futbolista vasco Isidro Lángara debiera ocupar un lugar entre las grandes estrellas del futbol. Se han asegurado de que no sea así.

Aquí les dejamos con esta semblanza de su vida y legado dada a conocer en la página de Cuatro Cuatro Dos:


La historia del delantero que encontró refugio en San Lorenzo tras la Guerra Civil Española y se convirtió en ídolo. Fue odiado por Franco, Mussolini y Hitler.

Alejandro Fabbri

Tenía 27 años cuando llegó al puerto de Buenos Aires desde tierras mexicanas. El final de la Guerra Civil Española lo sorprendió integrando el seleccionado de Euzkadi, el País Vasco, que cumplía la parte final de una gira larguísima que empezó en la convulsionada Europa y siguió en tierras americanas, buscando ayudar a la República Española en su terrible lucha contra el fascismo español que encarnaba Francisco Franco.

Isidro Lángara había nacido muy cerca de Donostia, el nombre vasco de San Sebastián. Arrancó muy joven y pronto todos se dieron cuenta de sus habilidades como futbolista, a partir de un físico imponente y un remate fortísimo. Fichó por Esperanza, luego Tolosa y a los 18 años, se lo llevó Oviedo, el cuadro asturiano de camiseta azul. Debutó en 1930 y cuando cumplía su tercera temporada allí, en la segunda división española, lo convocaron a jugar para la Selección. En 1933 ascendió con su equipo y fue tres veces seguidas el goleador del campeonato.

Fue titular de España en la Copa del Mundo de 1934. Le metió dos goles a Brasil y fue molido a patadas por los italianos en el choque por cuartos de final. Lesionado, no pudo jugar el desempate que fue, obviamente, ganado por los hombres que Mussolini había amenazado con el oprobio si no ganaban el torneo. Cuando los fascistas lanzaron su proclama contra la República, estaba de vacaciones en su región natal.

Acusado de reprimir a los obreros asturianos durante su servicio militar, fue indultado y pasó a colaborar con la República asediada. En 1937 se incorporó al seleccionado de Euzkadi y salieron de gira. Jugaron y asombraron en distintos países, hasta que el 1° de abril de 1939 el franquismo dio por terminada la guerra, iniciando su nefasto ciclo político-militar. Ni él ni sus compañeros quisieron volver a una España destruida y vengativa para quienes no se pasaron al bando vencedor.

Para ese momento, ya se había ganado el odio de los dictadores. Mussolini porque casi le arruina a Italia la Copa del Mundo de 1934 y lo sacaron a patadas del partido. Franco porque se anotó en el seleccionado de Euzkadi para recorrer el mundo defendiendo los valores republicanos y Hitler porque en un amistoso entre Alemania y España en 1935, le hizo dos goles a los germanos en la cara del más horrible de los asesinos.

Tras jugar el torneo mexicano con el Deportivo Euzkadi, su compañero Ángel Zubieta lo convenció de venir a Buenos Aires. Llegó a mediados de mayo de 1939 y se presentó ante sus flamantes compañeros en San Lorenzo de Almagro. El equipo venía mal, con apenas dos éxitos en nueve fechas. Había escepticismo, poca confianza en el fornido vasco que era anunciado como la gran novedad. La fecha señalada para el debut fue el 21 de mayo de 1939 y en el Gasómetro. El rival era River Plate, que por el contrario, había perdido apenas dos veces, con seis victorias y un empate.

Tardó siete minutos en llamar la atención. Tiro libre ejecutado por Bartolomé Colombo y cabezazo potente, a media altura, para vencer al arquero uruguayo Besuzzo. El popular Carlos Peucelle empataría a los 13 minutos de la misma forma, pero Isidro Lángara, dos minutos después, lo pondría al Ciclón en ventaja tras empalmar un centro de Ballesteros. A los 21 casi rompe el arco millonario al conectar un pase de Taquito Beristain, el wing izquierdo. La gente ya deliraba y no entendía de dónde había salido semejante goleador. Faltaba algo más.

A los 35, Lángara vio que el arquero Besuzzo dudaba en salir, que el zaguero Cuello no rechazaba, saltó y con la punta del botín derecho empujó la pelota al arco de River. Fue 4-1 en 35 minutos y con los cuatro goles del mismo jugador. Quedaría en la historia grande del fútbol criollo. Vasco, debutante, cuatro goles a River en 35 minutos. El partido acabó 4-2, pero la pregunta que algunos se hacían era si Lángara era una golondrina de verano o lo suyo podía seguir adelante.

El formidable delantero jugó todos los partidos hasta el final del torneo, que fueron 25. Metió 34 goles y escoltó al tremendo Arsenio Erico. Para 1940, Lángara compartiría el primer lugar entre los máximos anotadores junto con Delfin Benítez Cáceres, con 33 goles en 34 partidos. En 1941 haría 24 goles en 30 partidos, quedando 1942 con 15 goles en 27 presencias y cerrando su ciclo para 1943, con 4 goles en 5 encuentros.

En suma: jugó 121 partidos oficiales y metió 110 goles. Lo tentaron de México, ya había cumplido los 31 años y decidió volver a la tierra azteca. Se fue de Buenos Aires querido por todos, envidiado por muchos y dijo que regresaría. Haría 95 goles más en el torneo mexicano, jugando para el Real Club España. Puso fin a su exilio en 1946 y volvió a su tierra, tan castigada por la represión franquista, a su querido Oviedo. Se retiró en 1948 y decidió retornar a México, porque no era la España donde quería vivir.

San Lorenzo lo esperó con los brazos abiertos y allí fue, como director técnico en la temporada de 1955, pero no le fue tan bien como en sus tiempos de centrodelantero y goleador. Nunca fue campeón con el Ciclón, pero marcó una época y dejó un recuerdo imborrable. Esta semana se cumplieron los 79 años de su irrupción en el fútbol argentino y la memoria hay que ejercitarla con semejante futbolista. Isidro Lángara, vasco, goleador y antifascista.





°

Cronopiando | Conclusiones

Con respecto a las más recientes andanadas españolitas por parte de Albert Rivera, les compartimos el Cronopiando de nuestro amigo Koldo Campos:

Koldo Campos Sagaseta

Conclusiones

Oigo a expertos analistas insistir en que cuanto más necias son las propuestas de Rivera y su España Ciudadana contra catalanes y vascos más votos pescan en los caladeros españoles. Tanto es así que el Partido Popular aún endurece más sus ya insensatas medidas contra catalanes y vascos para incrementar sus capturas en los mismos caladeros, provocando que el PSOE también apoye cualquier violenta medida contra catalanes y vascos si con ello aumenta su pesca electoral en España. Hasta Podemos, no vaya a ser que naufrague su flota en los bancos de pesca españoles, encuentra tiempo en su crisis inmobiliaria para mirar para otro lado ante la represión del Estado contra vascos y catalanes que solo aspiran a decidir lo que ya España decide y a disfrutar la independencia que también celebra España.

Si los analistas no se equivocan, y así lo creo, solo caben tres posibles conclusiones: que los partidos españoles son necios, insensatos y violentos, además de tener una pésima impresión de sus propios electores; que los necios, insensatos y violentos son los electores españoles, además de guardar una inmejorable opinión de sus propias letrinas de comunicación; o que las dos conclusiones anteriores vienen a ser la misma.






°

martes, 22 de mayo de 2018

La Apuesta de Demokrazia Bai!

Les compartimos este escrito acerca de la iniciativa recientemente lanzada por Carlos Garaikoetxea, Juan José Ibarretxe y Rafa Díez Usabuaga, misma que se denomina Demokrazia Bai!.

El texto ha sido dado a conocer en la sección Tribuna Abierta de Deia:


Hace unos días fuimos partícipes de la presentación en sociedad de una iniciativa que, en clave política, trata de conectar con las preocupaciones y anhelos de un amplio sector de la sociedad vasca. Inquietados por la pasividad colectiva con la que a nuestro entender asiste el país al vendaval de involución antidemocrática que azota al conjunto de la política española, Demokrazia Bai! viene a configurarse como un espacio plural de mujeres y hombres que pretende realizar un diagnóstico de la situación. De la misma manera pretendemos advertir sobre las consecuencias de la misma, dada la encrucijada en la que se halla la nación vasca tras el agotamiento del modelo de autonomía/amejoramiento vigente.

El Estado, instalado en el régimen del 78, al que se adscribieron sus propios aparatos, así como partidos políticos y frente mediático, ya ha activado también hasta ahora respuestas ad hoc similares ante planteamientos de cambio político relacionados con reconocimientos nacionales y marcos de soberanía. Baste recordar el concepto de patriotismo constitucional que se acumuló para ser aplicado contra el proceso de Lizarra-Garazi primero y el denominado Plan Ibarretxe después. Ahora, sin embargo, ha sido el procés catalán el que ha puesto de manifiesto el enorme déficit democrático del Estado Español.

Identificado en esos términos el momento político en que nos adentramos, toca articular iniciativa en un horizonte de acción colectiva que nos permita seguir avanzando en la configuración de un proyecto nacional vasco sinónimo de democracia de calidad, de modelo social avanzado, igualitario y sostenible, así como acervo lingüístico-cultural a aportar al patrimonio universal.

Un golpe de Estado político-judicial

El articulo 155 se ha convertido en un golpe de estado a la legítima voluntad de la sociedad catalana repetidamente formulada en las urnas. La acción conjunta de Audiencia Nacional, Tribunal Supremo, Monarquía y Guardia Civil se asemeja a un golpe de estado político-judicial, en el que gobiernos y parlamentos dejan de dirigir el Estado, y son los que no han pasado por las urnas quienes, paradójicamente, dirigen la actividad política en un auténtico estado de guerra sucia contra los dirigentes políticos y sociales del independentismo catalán. Todas estas actuaciones han contado a su vez con el impulso y la cobertura irresponsable de una Brunete mediática fanatizada, que presenta a los partidarios del derecho a decidir como una especie de enemigo interior con el que cohesionar a la sociedad con el Estado, rescatando señas de identidad cercanas a la preconstitucional unidad de destino en lo universal.

Hoy en el conjunto del Estado español, además del intento de neutralizar el procés catalán a base de represión y chantaje, corre una ola de cuestionamiento del modelo territorial autonómico del que se dotó la llamada transición. Seguramente se piensa que esta ha ido “demasiado lejos” y que ha llegado el momento de embridar definitivamente el camino del soberanismo de Catalunya y de Euskal Herria, que cíclicamente ponen en entredicho la “unidad nacional”.

Nos hallamos por tanto en el inicio de un pulso político entre Catalunya, Euskal Herria y fuerzas progresistas de las diferentes comunidades autónomas frente a un Estado cada vez más represivo que plantea un eje reforma-contrarreforma en claves similares a las que los Fraga y Arias Navarro de la pretransición fijaron respecto del modelo de Estado.

En el conjunto del Estado español se evidencia la necesidad de un nuevo proceso constituyente, con un protagonismo activo de la ciudadanía. El modelo actual no responde ni blinda los derechos sociales, ni permite que las ciudadanas y ciudadanos decidamos libremente en todos aquellos temas que nos interesan para construir sociedades donde la libertad, la igualdad y la fraternidad sean sus señas de identidad y en las que el respeto escrupuloso a los Derechos Humanos sea bandera para todos. Por otra parte, sería necesario un nuevo proceso constituyente que aborde, por ejemplo, un modelo territorial confederal, pivotado en el reconocimiento de la plurinacionalidad y el derecho a decidir, y asimismo dé respuestas a la demolición de derechos sociales y laborales. Pero en el actual contexto, con un PSOE neutralizado y la involución de la mano del PP y el neofalangismo de C’s, se hace mas necesario que Euskal Herria y Catalunya desarrollen procesos constituyentes que sean una cuña positiva para los que luchan en el Estado por alternativas de cambio real.

Hoy en privado y, cada vez más, también en público, desde Madrid se nos dice que los actuales Estatutos de Autonomía o Amejoramiento Foral, ni siquiera cepillados e incumplidos, pasarán por el filtro del unionismo político, liderado por la FAES y sus terminales en C’s, PP y Brunete mediática. Esta involución política se caracteriza por el asedio sofocante a derechos fundamentales (libertad de expresión…), desde una judicatura convertida en instrumento de posiciones ideológicas y políticas ultraconservadoras y ultranacionalistas. Sobre estas, recordemos la imagen reciente de ministros españoles en la Semana Santa malagueña, incluido el de Cultura, cantando El novio de la muerte, himno de la Legión, ante una imagen de Cristo. El nacional catolicismo que por edad hemos conocido los firmantes está de actualidad y forma parte del proceso involucionista del momento.

En este escenario, la iniciativa Demokrazia Bai! quiere ser instrumento de rearme dialéctico, de pensamiento compartido;pretende inyectar ilusión y confianza en torno a un proyecto, como colectivo nacional que conformamos las mujeres y hombres del país.

No podemos arrugarnos ante las amenazas y la arrogancia de los que niegan que la ciudadanía sea protagonista de los cambios que anhela, ante su permanente exhibición y abuso de fuerzas, su constante actitud de amedrentamiento. Todos los demócratas vascos debemos, desde el diagnóstico compartido, asumir también un compromiso colectivo que nos lleve a un horizonte de nuevas formulaciones políticas, de nuevas prácticas institucionales y sociales. Porque hoy nos hallamos ante un debate de amplio espectro. No se trata de dilucidar entre derecha e izquierda o entre unionismo e independencia, sino de situarnos en el eje involución o democracia. La pluralidad y las diferentes trayectorias políticas y sociales del componente humano de Demokrazia Bai! es reflejo de esa voluntad y de ese objetivo. No debemos limitarnos a levantar un muro de contención y defensa contra el vendaval que arrecia, sino que debemos construir los cimientos, la estructura y los contenidos del edificio político y social que queremos ofrecer a las mujeres y hombres de nuestros territorios peninsulares, de Hego Euskal Herria. Es decir, detrás de nuestro espíritu de resistencia debe haber un proyecto, una propuesta de futuro, realizada sin renunciar a nuestras aspiraciones políticas, acordes a las necesidades de nuestro pueblo, nuestra sociedad, nuestra nación.

Mayorías

Eso es lo que pretendemos expresar en el documento presentado en el escenario universitario de Ibaeta, tratando de aportar una arquitectura de referencia política para compartirla con una gran mayoría del espacio político, sindical y social. Son tiempos en los que ante el paradigma reforma-contrarreforma debemos contraponer el de Euskal Demokrazia. Es decir, el concepto Democracia debe compartir nivel con el de Soberanía Política y Económica para nuestra nación. Nunca esa simbiosis ha sido tan clara y evidente como en la etapa en la que nos vamos a adentrar.

No estamos solos en esta apuesta. El pueblo catalán está también ahí. Y también otros pueblos y sectores progresistas del Estado español. Estaría bien que entre todos fuéramos capaces de trasladar a Europa la evidencia de un Estado con una democracia corrupta, con una incapacidad absoluta para el diálogo y la negociación con mayorías democráticas que reclaman su reconocimiento y su espacio de soberanía como garantía de estabilidad política, social y económica.

Hablando de mayorías, ciertamente es lo que necesita nuestro proyecto de transformación social y política. No cabe esperar transformación sin mayoría que la impulse y la avale. Y esa mayoría de transformación sólo puede ser plural y trasversal.

El pasado 13 de abril dimos un primer paso en esa dirección, porque efectivamente nuestra foto de ese día no pretende ser estática y coyuntural, sino todo lo contrario, dinámica e inicial en cuanto que quiere abrir paso al comienzo de una andadura. Pensamiento colectivo transformador para la actualización de nuestro proyecto nacional. Eso es lo que ofrecemos. En la medida en que conectemos, nos gustaría contar con tu participación.






°

Jacinto Ochoa y la Fuga de Ezkaba

Se ha conmemorado el 80 aniversario de la fuga de los prisioneros de la prisión franquista de Ezkaba y en Gara se ha publicado este reportaje acerca de las vivencias y penurias de un participante en la misma.

Lean ustedes:


Jacinto Ochoa fue detenido el 19 de julio de 1936, cuando solo tenía 19 años de edad. Natural de Uxue y militante del PCE, pasó 26 años y 9 meses en cárceles franquistas, incluido el fuerte de Ezkaba. Participó en la fuga del 22 de mayo de 1938 y le apresaron, pero más tarde logró escapar tras cortar los barrotes con un serrucho. La revista ‘Punto y Hora de Euskal Herria’ publicó en octubre de 1979 una pequeña entrevista en la que Ochoa relata el escalofriante trato que les dieron tras la gran fuga. Una historia de Ezkaba cuando se cumplen 80 años de la gran fuga.

Iñaki Vigor

«Aquello era sucio, parecía una guarida de bandidos, hacía mucho frío. No había agua, ni comida, y los presos tenían una cara de hambre como no había visto en mi vida. Solo te permitían tener dinero y piojos, que eran abundantes. Para comer, nos daban caldo de agua a todas horas». Así comienza el relato que hizo Jacinto Ochoa del panorama que se encontró tras su llegada al presidio de Ezkaba, a donde fue trasladado desde la cárcel de Iruñea. También conoció las prisiones de Ondarreta, Palier, Yeserías, Carabanchel, Puerto de Santa María y Burgos, hasta que salió definitivamente en libertad con 44 años de edad, tras pasar más de media vida encarcelado.

Según decía en la entrevista de ‘Punto y Hora’, entre los presos del fuerte de Ezkaba «no existía una relación directa política», sino que «cada uno se juntaba con los de su pueblo», y añadía lo siguiente: «Nos unía el riesgo y la actitud combativa para salir de aquel agujero en busca de la libertad, y motivado también por el aplastamiento al que éramos sometidos diariamente».

Esa situación fue la que le impulsó a participar en la gran fuga del 22 de mayo de hace 80 años. «Cuando estás ahí dentro solo piensas en escapar, y vimos que la única posibilidad era copar la guardia interior, y así lo hicimos, sin afán de revancha hacia la guardia y a los funcionarios. Si hubiera habido ánimo de venganza, hubiéramos matado a funcionarios y al mismo teniente de la guardia exterior, con quien nos topamos a la salida cuando venía de Pamplona, y no le hicimos nada. Solamente resultó muerto un soldado de forma fortuita, puesto que comenzó a gritar; le dieron un golpe con tan mala suerte que cayó muerto», recordaba.

Jacinto Ochoa apenas estuvo dos días libre tras la fuga, ya que fue apresado en Sorauren, un pueblo situado a pocos kilómetros de Ezkaba. Un grupo de carlistas quiso matarlo allí mismo, pero un sargento de requeté le salvó la vida. «Yo le juré y perjuré que no había disparado, y me mandó en un autobús al fuerte. Si no es por su mediación, ahora posiblemente estaría muerto», reconocía en el año 1979.

La inmensa mayoría de los otros reclusos que participaron en la fuga no tuvo tanta suerte. «La caza al preso fue impresionante. Al último que detuvieron fue en agosto, cuando la fuga había sido en mayo. Le llamábamos Tarzán, porque estuvo todo ese tiempo en el monte de San Cristóbal, realizando incursiones por las huertas de los alrededores».

Tras ser apresados y enviados de nuevo al fuerte, las represalias fueron atroces. A catorce de los evadidos les fusilaron en la Ciudadela, y quienes siguieron vivos sufrieron un auténtico calvario. Así lo relataba Jacinto Ochoa: «Nos metieron en celdas sin luz en la parte que da a la carretera de Guipúzcoa, sin mantas, sin cama, sin tabaco ni dinero, ni platos, ni cucharas, sin visitas, con cinco minutos al día para salir a beber agua. Recibíamos continuos vergazos y palizas por parte de los funcionarios. Esto duró cinco meses».

Este vecino de Uxue salió en libertad atenuada en setiembre de 1940, pero en noviembre de 1942 fue detenido en Iruñea y trasladado de nuevo al fuerte tras ser acusado de espionaje y de actuar contra la seguridad del Estado.

El fracaso de la gran evasión no consiguió que desistiera de intentar una nueva fuga, y lo consiguió junto con un amigo de Abaurrea que trabajaba de ayudante de cocina en el comedor de los funcionarios, donde había una reja con barrotes. «Decidimos serrar los barrotes. Lo hacíamos en días de tormenta, ya que entonces no pasaba la guardia exterior, con un serrucho que lo cogíamos y dejábamos en el puesto de guardia. Cuando los barrotes estaban con un hilico, nos fugamos dejando los barrotes de tal forma que no parecía que habían sido serrados. Nos dirigimos a Sorauren, pasamos la carretera, y monte a través fuimos hasta las Abaurreas. Allí nos dieron pan y jamón y nos dijeron que pasásemos cuanto antes a Francia, así lo hicimos».

De esa forma consiguió Jacinto Ochoa la libertad, en setiembre de 1944. Pero su espíritu combativo le impulsó a incorporarse a la guerrilla de los maquis y entrar de nuevo en el Estado español para enfrentarse de forma armada al régimen dictatorial, siendo detenido dos meses después y encarcelado de nuevo.

En la citada entrevista también narraba cómo era la situación médica en el fuerte de Ezkaba: «Desastrosa. El médico era entonces García San Miguel, que luego pasó a ser director del centro sanitario penitencial de San Cristóbal. Estabas tumbado en el suelo, te preguntaba qué tenías y con el pie te daba la vuelta y te recetaba un purgante. No sé para qué servía ese purgante, porque no comíamos apenas. Cuando la fuga masiva, un preso quedó herido por rebote de bala en una pierna y no siguió la fuga. Tras el apresamiento, nos encontramos en el fuerte y tenía la pierna totalmente infectada. Alguien dijo que era bueno la orina, y todos pasamos a orinar en su herida. Con unos alambres le sacamos un pedazo de bala que tenía incrustado y un pedazo de calcetín. Cuando venía el médico, íbamos para que nos diese pomadas y se las aplicábamos a la herida. No sé cómo no se murió aquel hombre, intoxicado con las mezcolanzas que le aplicábamos».

También reconocía que «el sufrimiento y el aplastamiento» que padecieron los presos en Ezkaba hizo mella en ellos, pero dejaba claro que no tenían afán de venganza: «Cuando te pegaban una paliza, la gente aguantaba sin gritar y volvía eufórico de la misma».

Jacinto Ochoa fue un auténtico superviviente de las cárceles franquistas. Salió libre en 1964 y murió en Iruñea en octubre de 1999, cuando tenía 82 años de edad.






°

lunes, 21 de mayo de 2018

Iruñea Arropa al Euskera


Tanto al norte como el sur, ha tenido que compartir espacio geográfico con las lenguas vehiculares de dos entidades imperialistas -entendiendo al imperialismo como una forma exacerbada de nacionalismo, algo que no pueden ver los  buenrollistas como Savater y compañía- que en ese aspecto comparten una clara inclinación por la imposición a sangre y fuego de lo que consideran sus signos de identidad.

Siendo como es uno de los idiomas más antiguos de Europa, resulta increíble que aún hoy las dos metrópolis insistan en promover medidas e iniciativas para asfixiarlo. Una pensaría que el comportamiento al respecto sería diametralmente opuesto a lo que vemos un día sí y el otro también.

Es por eso que nos alegra cuando quienes se han dado a la labor de rescatar el euskera, fortalecerlo y hoy en día normalizarlo, se movilizan ante las nuevas amenazas.

En ese sentido, les compartimos esta nota publicada por Naiz:


La Comisión de Presidencia del Ayuntamiento de Iruñea ha aprobado una declaración sobre política lingüística en la que se acuerda seguir «impulsando políticas lingüísticas que garanticen los derechos lingüísticos de sus vecinos y vecinas». Además se insta a «todas las instituciones públicas de nuestra comunidad a seguir trabajando en garantizar esos derechos para toda la ciudadanía de Navarra».

En un segundo punto, el Consistorio advierte de «que la política lingüística que desde nuestro Ayuntamiento defendemos tiene como eje los siguientes principios: será progresiva y adaptada a la realidad de las diferentes situaciones sociolingüísticas; dispondrá de la cobertura normativa adecuada para avanzar en el cumplimiento de los derechos lingüísticos y garantizará a toda la ciudadanía la libertad y voluntariedad de elección. El Ayuntamiento hace suya en líneas generales la política lingüística promovida por el Gobierno de Navarra».

Por último, el Ayuntamiento de Iruñea «considera que en Navarra no es posible una política lingüística justa sin el euskera y mucho menos en contra del euskera».

La declaración se ha aprobado con seis votos a favor (EH Bildu, Geroa Bai, Aranzadi e IE) y cinco votos en contra (UPN y PSN).

Esta declaración muestra el respaldo del Consistorio al euskara cuando desde diversos colectivos y partidos políticos se está impulsando una manifestación para el 2 de junio en Iruñea contra esta lengua.

Precisamente sobre esa convocatoria, señala que «es incompatible garantizar el derecho a hablar en eukera con una administración que no puede garantizar la atención en esta lengua. Además, al dar a entender que el conocimento del euskera se va a extender de manera universal manipulan la realidad con el fin de extender un miedo irreal entre la ciudadanía».

Añade que los argumentos dados para la convocatoria son «falsos» y califica de «muy preocupante comprobar que se ha convocado una manifestación que bajo el epígrafe ‘por el futuro de todos en igualdad’ va en contra de conciudadanos suyos».

Recuerda que «ningún navarro ni navarra es discriminado cuando se dirige a la Administración en castellano mientas que las personas que en el ejercicio de su derecho a dirigirse a la Administración en euskera no es atendido en la lengua que elige. Porque después de 30 años de aprobación de la ley del euskera, menos del 1% de los puestos tienen el euskera como requisito».

Añade que «es preocupante comprobar que partidos políticos con representación institucional mienten y manipulan la realidad y son capaces de convocar manifestaciones y proponer acuerdos que van en contra del ordenamiento jurídico y de los derechos de navarros y navarras. Esta actitud fomenta la división de la ciudadanía, promueve actitudes de odio y exclusión y niega el reconocimiento de derechos».






°

Entrevista a Maite Huarte

Defender los ejes de la integración y del universalismo en la educación pública en Euskal Herria es tarea de todxs nosotrxs.

Les presentamos esta entrevista dada a conocer por Naiz:


Maite Huarte, Integrante de la Plataforma a favor de la Escuela Pública Vasca de Gasteiz | Maite Huarte forma parte de la Plataforma a favor de la Escuela Pública Vasca de Gasteiz. El viernes saldrá a las calles de la capital alavesa para reclamar una escuela inclusiva, que ponga fin a la segregación escolar que se da en muchos centros de la red pública.

Ion Salgado

¿A qué se debe la movilización del próximo vienes?

Esta movilización es resultado de más de dos años de trabajo. Durante estos dos años hemos realizado muchas acciones de protesta y de denuncia por la situación de segregación escolar en la que se encuentran una buena parte de las escuelas públicas de la ciudad. Y esta es una acción más en la que hemos decidido sacar las protesta a la calle.

Advierten de que el alumnado de origen migrante o procedente de familias con escasos recursos se concentra en la escuela pública.

Sí, en Educación Infantil y Primaria el 92% del alumnado de origen extranjero está en las escuelas públicas de la ciudad. Hay escuelas públicas que tienen entre un 90 y un 100% de alumnado inmigrante o de etnia gitana en sus clases y consideramos que la situación no es sostenible. Ni como modelo educativo no como modelo de ciudad.

De todas formas no es un problema exclusivo de Gasteiz. Es un problema de toda la CAV, lo que pasa es que las cifras en Gasteiz son más alarmantes que en el resto de ciudades.

¿Consideran que la escuela concertada recibe un trato de favor?

El indice de concertación de la CAV es el más alto de todo el Estado español, el 50% de la educación está concertada. Es evidente que hay una trato de favor a la educación concertada y que hay un índice de concertación exagerado dentro del sistema educativo, cuando, en teoría, la escuela pública debería ser el eje vertebrador del sistema educativo.

¿Cómo se revierte esta situación?

Se revierte terminando con la política de concertación universal. Ahora mismo se están concertando centros educativos que tienen proyectos educativos claramente elitistas y segregadores, y que no están dando una respuesta a la situación social de su entorno. Hay que exigir una responsabilidad social a los centros educativos.

Y se pueden implementar otras medidas, como la bajada de ratios, pero creemos que se le tiene que dar la vuelta mediante una apuesta por la educación pública, porque es la única educación que demuestra una vocación de universalidad y de acogida a toda la población que forma parte de esta ciudad y de este país.

Censuran que el Gobierno de Gasteiz hace oídos sordos a sus reivindicaciones.

Lakua lo que ha hecho ha sido negarse a reconocer que hay un problema de segregación escolar. Y siguen negando a día de hoy que hay un problema de segregación escolar. Se han limitado a aplicar algunas medidas muy paliativas que no se dirigen tanto a solucionar la segregación escolar, sino a mejorar los resultados del alumnado que está en colegios segregados. Y no ha hecho nada más. No ha puesto en marcha medidas sobre las cuotas o a la concertación universal. De momento Lakua sigue negando la mayor.

¿Esperan que la movilización del viernes sea un punto de inflexión?

Nosotras esperamos que la movilización del próximo viernes sirva para mostrar que la gente que apostamos por la escuela pública estamos fuertes y que vamos a seguir luchando para conseguir una escuela para todas. Y esperemos que Lakua se ponga las pilas y empiece a aplicar medidas que tiendan a revertir procesos de segregación que ya están muy avanzados en muchas de las escuelas de la CAV.





°

Multa Franquista a Identidad Navarra

La iniciativa popular Gure Esku Dago recién celebró unas de sus actividades reivindicativas del derecho a decidir en la mismísima capital de todos los vascos, Iruñea. La misma consistió en formar una cadena humana con el diseño de la bandera de Nabarra en la Plaza del Castillo. Lo más seguro es que esto no haya gustado a los navarricos de UPN y sus secuaces en el PP y el PSOE, hoy por hoy engarzados en una cruzada en contra de la identidad vasca de Nafarroa y muy específicamente, en contra del euskera.

Pues bien, los pobres están en peligro de sufrir un derrame cerebral de enterarse que en 1959 Madrid procedió a multar al CA Osasuna por portar la bandera navarra en un partido en Venezuela. No se trataba de la ikurriña, que quede claro. Eran los tiempos en los que la identidad navarra pasaba por el rupturismo con respecto al dominio español sobre la herrialde.

Les invitamos pues a leer esto que reportan desde la página de Orain:


Fue en 1959, en un torneo disputado en Caracas: el equipo salió al campo con la bandera roja; antes, había rechazado la invitación para visitar la Embajada de España

En días de reivindicaciones de banderas y de exaltación, un punto inconsciente, de símbolos -inconsciente según desde qué orilla ideológica se apunte ahora uno al carro- recupera José María Esparza Zabalegi una historia que tiene que ver con Osasuna y los símbolos que portaba y ha defendido históricamente el club.

Una historia que nos devuelve la memoria de un club cuya imagen ha sido distorsionada de forma interesada y cuyos aficionados han tenido que sufrir, hasta hace bien poco, el acoso de autoridades deportivas y extradeportivas, en muchas ocasiones ante la pasividad de los gestores del club, por exhibir símbolos con los que se sienten realmente identificados.

Por cierto, situación que, al menos en parte, ha sido corregida gracias a la intervención de Angel Etxeberria ejerciendo, nunca mejor dicho, su papel de defensor del socio del Club Atlético Osasuna.

El caso es que esa historia que relata Esparza, en un artículo donde recuerda los orígenes de la bandera de Navarra que ahora algunos quieren patrimonializar para usarla como ariete en la defensa de sus verdaderos objetivos, nos lleva a días en los que el club pagaba una estratosférica multa, 250.000 pesetas de las de los años 50 del siglo pasado, por mostrar un símbolo.

¿Qué símbolo? Pues nada más y nada menos que un símbolo rojo, como no podía ser de otra manera tratándose de Osasuna, y aún algo peor: una enseña ‘separatista’. Una bandera de Navarra. Así lo relata:

“En mayo de 1959, [las autoridades franquistas] `impusieron una multa de 250.000 pesetas, una fortuna entonces, al club de fútbol Osasuna, con motivo de su viaje a Caracas para participar en la Pequeña Copa del Mundo. Se les acusó de haber visitado el Centro Vasco; de haber rechazado una invitación de la Embajada de España; de haber sacado la bandera de Navarra al campo de fútbol y de no haber sacado la española. Grande, Osasuna.”

En aquella plantilla formaban jugadores míticos para al menos un par de generaciones de osasunistas: Félix Ruiz, Ignacio Zoco, Sabino Andonegi, Areta III, Egaña, Marañón, Ciaurriz, Glaria II…

Legalizada’ la presencia en las gradas del estadio de El Sadar de un símbolo como el Arrano Beltza, ha llegado la hora de recuperar esa parte de la memoria histórica hurtada a los amantes del fútbol en Navarra.

Ellos pueden contar de primera mano hasta dónde son capaces de llegar algunos en su obsesión por secuestrar un símbolo que une a diferentes borrando las huellas de un pasado que nos remite a su nacimiento, a la elección del nombre del nuevo club fundado en el Café Kutz y al fusilamiento a manos de los sublevados de uno de sus fundadores, Eladio Cilveti, en Etxauri, el 16 de enero de 1937.






°